miércoles, 1 de junio de 2011

...repitió la alegría de los labios en la copa...




Con los vinos me pasa una cosa curiosa, desde el inicio, ósea cuando voy a comprarlos, empiezo a disfrutar. La búsqueda, el descubrimiento, es como ir de caza, perseguir, acorralar y conquistar. No es algo fortuito ni al azar, suelo pensar en las personas con las que me gustaría compartir esa botella y ponerles cara.

Hay un vino en especial, que cada año me sorprende por su frescura y su honestidad.

Que mejor que degustar y compartir ese vino hoy, con una persona valiente, que ha intentado que las cosas fuesen a mejor y ha tenido que sufrir las consecuencias. Ya se que a ti te gusta más el blanco, pero hoy sera este. No desistas, sabes que eres la mejor y ellos también lo saben.

Va por ti, por valiente y por que te lo mereces, un vino como tu, y espero que llegue el día que lo compartamos cara a cara.

Es un vino de color rojo cereza picota, con amplias tonalidades violáceas en el ribete, limpio, brillante. Huele a gominolas, a frambuesa, a frutos del bosque mezclados con regaliz, sin engaños. Es carnoso, goloso, amplio, potente, equilibrado y con una gran sensación frutal que invita a beber, compensado con una grata acidez y un suave amargor que alarga el sabor. Los recuerdos a frutos rojos en el retronasal le da un tono refrescante y hace que nos apetezca continuar con el.
Si tendría que definirlo en pocas palabras seria, beber gominolas.

Es un vino de maceración carbónica, y aunque por el nombre lo parezca no es un vino con gaseosa. Un gran vino que recibe premios. Que lo disfrutéis

6 comentarios:

eterna0scuridad dijo...

Habrá que probarlo... por la descripción es muy tentador... :)

Daryus dijo...

Seguro que te colmara de ... y de lo otro tambien ;)) eternaOscuridad que lo disfrutes , un besito

aylin dijo...

Espero que lo disfruteís la mitad del sabor de un vino viene de la compañía en su degustación!! ^^

Daryus dijo...

Eso sin duda aylin los placeres compartidos son muchisimo mejor ;))
un beso.

P.D. He intentado varias veces dejar comentarios en tu blog y no me deja. Cuenta conmigo si lo cierras ;))

minerva dijo...

Nunca le he hecho una petición pública, pero me encantaría poder brindar con Usted ante una copa de ese vino y agradecerle todo el tiempo que me ha dedicado, su paciencia y sabiduría, su saber estar y sus enseñanzas.

Un beso Señor.

Daryus dijo...

Que grata sorpresa verte de nuevo por aqui queridisima minerva. Ese vino y tu, juntos. Tus labios libando de la copa entre el rubor de las megillas. Su color. Tus palabras entrecortadas. Su olor. Tu pecho agitado. Su sabor. Un regalo que no necesitaria envoltorios. Un disfrute lento, permanente, alargando cada gota, exprimiendo el tiempo. Besitos